Vivimos preguntándonos como se hacen toda clase de cosas, pero sobretodo cuando se trata de fotografía, siempre que encontramos una fotografía que nos gusta, nos preguntamos como la habrán hecho. Quizás alguna vez te has preguntado como se hacen este tipo de fotografías que utilizan la técnica de light painting.

Imagen tomada de gizmodo.com

Imagen tomada de gizmodo.com

¿Qué es el light painting?

El light painting es una técnica fotográfica que como su propio nombre indica, consiste en “pintar con luz” directamente en la fotografía. No se utiliza photoshop ni ningún programa de retoque fotográfico.

Esta técnica se remonta a principios del siglo XX, cuando el estadounidense Frank Gilbreth, ingeniero industrial, estudiaba la posibilidad de optimizar las tareas que desarrollaban los trabajadores de su fábrica. Así que, dejó su cámara con el obturador abierto un largo tiempo y pudo captar el seguimiento que unas pequeñas luces hacían en un proceso de fabricación.

Pero no fue hasta 1935 cuando Man Ray se interesó por este tipo de fotografías y exploró esta técnica. Utilizando una pequeña linterna y dejando el obturador abierto, creo su obra titulada ‘Space Writing’. La cual, en aquella época era toda una evolución de la fotografía.

'Space Writing' obra de Man Ray.

‘Space Writing’ obra de Man Ray.

Más adelante, el fotógrafo albanés Gjon Mili, utilizaría esta técnica sobretodo para sus estudios sobre el movimiento, utilizando muchas veces un estroboscopio y luz de alta velocidad. El gran Pablo Picasso se fijó en Mili y quiso también probar esta técnica sirviéndose de su ayuda.

Pablo Picasso probando la técnica del light painting.

Pablo Picasso probando la técnica del light painting.

¿En qué consiste?

Seguramente llegado a este punto, ya sabes lo que es el light painting, pero sigues preguntándote como se hace. Lo primero de todo, el obturador del que te he hablado tanto, es el dispositivo de la cámara que sirve para regular la entrada de luz en el objetivo, abriéndolo (entrará más luz) o cerrándolo (entrará menos luz).

Al tratarse de una exposición larga (10, 20, 30 segundos…), durante el tiempo que el obturador esté abierto, todo lo que pase delante de la cámara quedará registrado. Sobretodo el movimiento de luces brillantes, que son las que nos interesan. Puedes utilizar cualquier foco de luz, como linternas, leds, hasta la pantalla del móvil puede servirte.

Cosas a tener en cuenta

  • Lo más importante, disponer de una cámara que nos permita hacer exposiciones largas.
  • Es recomendable usar el modo Bulb, consiste en que nosotros disparamos, la cámara abre el diafragma, y la exposición no finaliza hasta que nosotros se lo indicamos. Pero hay que tener cuidado con esto, si abrimos demasiado tiempo, la fotografía podría salir quemada.
  • Utilizar una localización con baja iluminación.
  • Hacer la fotografía sobre un trípode evitando cualquier tipo de vibración, ya que si no, nuestra fotografía saldría movida o trepidada.
  • Importante utilizar el formato RAW, para conseguir la mayor cantidad posible de información por si posteriormente deseamos editarla en Photoshop.
Foto by Regis Matthey.

Foto by Regis Matthey.

Para acabar, os dejo con un interesante vídeo de una ponencia del artista español Pedro Javier Alcázar, conocido con el pseudónimo El niño de las luces, explicando el arte de pintar con luz, dando consejos y mostrando su pasión por esta técnica.

 

Espero que os haya gustado el post. Si tienes alguna fotografía utilizando esta técnica ¡no dudes en compartirla en los comentarios!